Corrientes de eddy: aplicaciones principales en la industria

Qué son las corrientes de Eddy

Este tipo de corriente se define como producto de la inducción electromagnética. Es una prueba no destructiva utilizada para detectar anomalías y defectos a nivel superficial y subsuperficial en materiales conductores. 

También se les conoce como corrientes inducidas (ET). Se trata de un método basado en los principios de inducción electromagnética. En esta prueba no destructiva, un campo magnético alternante induce corriente sobre la pieza a inspeccionar. Siempre y cuando ésta sea de un material conductor. 

Una de las características principales de este método es que no se requiere contacto eléctrico directo con la pieza. 

Un poco de historia

Las corrientes de Eddy fueron descubiertas en 1824 por Dambey Argo y Jean B. Foucault. Sin embargo, no se aplicaron hasta 1879, cuando D.E Huges las utilizó para diferenciar tamaños, formas y composición de distintos metales y aleaciones. No obstante, fue hasta 1949 cuando el Instituto Reutlingen en Alemania, desarrolló formalmente el método de corrientes de Eddy como un ensayo no destructivo.

Aplicaciones 

El alcance de las aplicaciones de este tipo de corrientes abarca el nivel superficial y subsuperficial de las piezas a inspeccionar. Dependiendo de las características del material de la pieza, y de la versatilidad de la prueba, se tienen tres aplicaciones esenciales:

  1. Detección de discontinuidades: Estos defectos pueden ser grietas, corrosión, erosión, costuras, o daños mecánicos a nivel subsuperficial. 
  2. Propiedades del material: Entre las propiedades a medir se encuentran: conductividad, dureza, permeabilidad, condición de tratamiento térmico, condiciones metalográficas y clasificación de aleaciones. 
  3. Mediciones dimensionales: Se refiere a medir el espesor de un recubrimiento no conductor sobre un metal conductor. También puede ser la medición del espesor de un recubrimiento de metal no magnético sobre un metal magnético. 

Las corrientes de Eddy determinan de la misma forma irregularidades en la estructura del material. Además tienen como ventajas:

  • Exactitud en mediciones.
  • Es una prueba rápida de llevar a cabo.
  • Su aplicación es posible en todos los tipos de metales, electroconductores y aleaciones.
  • Es capaz de detectar discontinuidades en áreas muy pequeñas.
  • La gran mayoría de los dispositivos que trabajan mediante corrientes de Eddy son portátiles y funcionan con baterías.
  • No hay manera de que dañen la pieza a inspeccionar, puesto que el único contacto que existe es el campo magnético.

Este tipo de corrientes se aplican en condensadores, calentadores, enfriadores, cambiadores de calor y calderas. Además, también podemos aplicarlas en álabes y ejes de turbinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies